Diciembre no iba a ser menos


Como ya sabéis, en noviembre Reykjavík estuvo plagado de conciertos. Y el último mes del año no iba a ser una excepción. El primer domingo pudimos disfrutar de Myrra Rós en Hemmi&Valdi, pero eso lo contaré más adelante que merece, por lo menos, un post aparte.

Después de Myrra Rós tocó 1860, un trío islandes que suena muy bien. Aquí va un tema increíble, que interpretaron en directo, con la colaboración de la hermana pequeña de uno de los componentes

El jueves Apparat Organ Quartet presentó en Nasa su nuevo disco, Pólýfónía. Sí, sé lo que estáis pensando: ya le podrían haber puesto acento a la a, no?.. Pues la verdad es que no soy muy de música electrónica, pero me gustó bastante. Ah, por cierto, la portada del disco es una pasada. Apareció en bastantes suplementos en primera página.  A la mañana siguiente del concierto fui a 12Tonar, la tienda de música por excelencia en Reykjavík, a pedir a ver si les sobraba algún cartel y me dieron uno.

Sobre el concierto, el único inconveniente es que fuimos, cual novatos, cuando abrieron las puertas, así que nos acabamos tragando a los tres o cuatro teloneros que hubo. Y al final, pues estábamos muertos. Uno de los teloneros fue Junichi Matsumoto un japonés que hace verdaderas maravillas con el teclado.

Y finalmente llegó el turno de Apparat Organ Quartet, que hicieron una verdadera exhibición de sonidos electrónicos.

Durante el siguiente fin de semana hubo conciertos en Faktory. El cartel era este. Yo sólo fui a los del sábado. Los platos fuertes eran For a minor reflection, y Agent Fresco. Los primeros ya los había visto, pero no tienen mucho que ver con Ólafur Arnalds, como dije en el otro post. Su música no es tan minimalista,  pero merece mucho la pena. Aquí va otro temazo de la banda, grabado en un espectacular escenario.

Agent Fresco es un grupo de rock bastante conocido. El cantante lo da todo en el escenario, y por momentos parece totalmente poseído por su música.

Y el día 16, justo el mismo día en que abandonaba Islandia, tocaron Ólafur Arnalds y For a minor reflection. Casi nada…Vaya mala suerte tener el vuelo para ese mismo día. Si lo llego a saber antes, lo cambio! Pero al menos sé de gente que lo pudo disfrutar.

Quizá también te interese:

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo erasmus, islandia, música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s