Utopía


Ella estaba en el horizonte.
Me acerco dos pasos,
ella se aleja dos pasos.

Camino dos pasos y
el horizonte se corre
diez pasos más allá.
Por mucho que yo camine,
nunca la alcanzaré.
¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo filosofía barata, personal

Una respuesta a “Utopía

  1. ...

    No te veo. Bien sé
    que estás aquí, detrás
    de una frágil pared
    de ladrillos y cal, bien al alcance
    de mi voz, si llamara.
    Pero no llamaré.
    Te llamaré mañana,
    cuando, al no verte ya
    me imagine que sigues
    aquí cerca, a mi lado,
    y que basta hoy la voz
    que ayer no quise dar.
    Mañana… cuando estés
    allá detrás de una
    frágil pared de vientos,
    de cielos y de años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s