La Lituania turística: Trakai y Kaunas


Trakai

Trakai es uno de los principales atractivos de Lituania. Situada a apenas 30km de Vilnius es visita obligatoria para todo aquel que esté en la capital. Probablemente hayáis visto esta fortaleza en cualquier folleto de información turística al buscar en Google la palabra Lituania. La fortaleza sirvió a más

Hay una gran frecuencia de autocares (tamibén trenes, aunque  bastantes menos) desde Vilnius. Tarda algo más de media hora, ya que en algunos tramos la carretera no es muy buena. En medio día se puede ver muy tranquilamente el Parque Natural, la fortaleza, que se encuentra en medio de una isla a la que se accede por medio de un puente, y el resto de pintorescas casas situados en el pequeño pueblo. Alquilar unas bicis para recorrer el parque no es mala idea.

Nosotros no pudimos disfrutar de la imagen de la fortaleza y los árboles que la rodean reflejados en el lago ya que esos días había nevado. Sinceramente creo que es mejor sin nieve, aunque también tiene su encanto.

Hubo quien lo pasó bien con la nevada y aprovechó el día para dar una vuelta con los amigos.

Típicas casas en el pueblo de Trakái, pintadas cada una de un color diferente.

Kaunas

Es la segunda ciudad del país. Se puede ver bien en uno o dos días, dependiendo del ritmo que uno quiera llevar El principal atractivo de la ciudad es Laisvés Aleja, un largo paseo peatonal en el que se concentran gran cantidad de tiendas y bares. Uno de los extremos del paseo peatonal está delimitado por la Igleisa de San Miguel Arcangel.

La primera mañana que pasamos en Kaunas nos despidió con esta sorprendente nevada.

El albergue (The Monk’s Hostel) nos gustó mucho. Trato muy familiar, muy majo el chico que lo llevaba y gran situación, en pleno centro de la ciudad. Eso sí, nos costó lo suyo encontrarlo, y es que no existe ningún cartel que lo anuncie. Únicamente cuando te adentras en un pasaje de la avenida principal se puede ver un cartel en el patio trasero. Aún no entendemos cómo pudimos dar con él la primera noche, llegando a las tantas a la ciudad.

El chico del albergue nos aconsejó sitios dónde salir. La primera noche, después de ir a cenar a un restaurante-pizzería a las 12 de la noche (tenían la cocina abierta supongo que para alimentar a todos los huéspedes rezagados) acabamos en un bar de la avenida principal tomando unas cervezas tranquilamente, que al día siguiente nos tocaba madrugón. El precio de la pinta de cerveza, y en general del alcohol, es bastante más barato que en España.

La siguiente noche que pasamos en Kaunas nos la tomamos más enserio. Nos recomendaron un bar dónde tocaban música en directo, dónde no tendríamos problemas para entrar (Džempub, en el mismo paseo, al que se sube en ascensor). Nota: en Lituania la gente se arregla mucho para salir y nos comentó, en pocas palabras, que con la ropa que llevábamos tendríamos pocas opciones de entrar en según que pubs.

Más tarde recorrimos todo el paseo en busca de un bar dónde acabar la noche. Medio perdidos, medio borrachos, pedimos ayuda a unas chicas, pero se ve que poco habían ido a ese antro.

Al final, de pura casualidad acabamos entrando en Bar bar’a. Uno de los bares que nos había dicho el chico que se solían poner bastante quiquillosos con tema de indumentaria. Entrada gratis con guardarropa incluído. Vaja lujo, como en Barcelona, oiga…

Eso sí, no nos libramos de un exhaustivo cacheo. Yo creo que más por tema de peleas que por entrar bebidas, pero bueno. Una vez dentro, hablando con un erasmus español que enseguida nos entró a la voz de “Vosotros no sois de aquí verdad?” nos comentó que normalmente no ponen muchas pegas en la indumentaria. Sólo cuándo está muy lleno el bar se ponen más exigentes.

A la mañana siguiente dimos con esta moderna cadena de cafeterías, que también vimos en Vilnius, muy al estilo Starbucks.

En el mismo paseo, según pudimos ver en este cartel situado en uno de los bancos, hay servicio gratuito de Wifi.

Uno de los muchos trolebuses que recorren la ciudad.

Curiosa manera de pedir en la calle

Interior de la Catedral de San Pedro y San Pablo, una de las más importantes de la ciudad.

Plaza Rotuse de Kaunas, dónde se encuentran la iglesia de San Francisk (a la izquierda, con dos torres) y el ayuntamiendo (a la derecha).

Muchos jóvenes aprovechan el buen tiempo para ir a las gradas que hay junto al río.

Cualquier lugar es bueno para tender la colada.

En Lituania el baloncesto es una religión. Y aún más en Kaunas, de dónde es el Zalgiris, uno de los equipos más importantes a nivel europeo. No es de extrañar, teniendo en cuenta la altura que se gastan los amigos lituanos.

Una de las torres del castillo de Kaunas. El parque que lo rodea, junto al río, bien merece una visita.

Aprovechamos para dar una vuelta por la zona alta de Kaunas. Dónde se podían observar los contrastes del país; jardín usado como almacén de coches viejos…

…frente a una residencia de alto nivel

Otro ejemplo son los acabados de esta casa (basta con fijarse en la puerta)

Un plato típico de Lituania (o eso nos dijeron) que probamos. Este aperitivo es una mezcla de salsas y quesos de distintos sabores. Entra mejor por la vista que por el gusto.

Quizá te resulte interesante

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo viajes

Una respuesta a “La Lituania turística: Trakai y Kaunas

  1. Mau

    Gracias por la información de los bares. La semana que viene voy a Kaunas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s