San xian tai

San xian tai es, junto al Parque Nacional de Taroko, uno de los grandes atractivos de la costa este de Taiwan. Famoso por la singular forma del puente que conecta con unas islas de arrecife de coral.La forma del puente simula un dragón medio sumergido en el mar. Un lugar inmejorable para tomar fotos a la salida del sol.

San xian tai, traducido literalmente como Terraca de los tres inmortales (“Terrace of the Three Immortals”) está situado en la misma Route 11 (carretera que bordea la costa este de Taiwan), 120 km al sur de Hualien, o 60 km al norte si nos encontramos en Taitung, como era mi caso. Pero claro, hacerse 60 km para ver sólo un puente era un poco aburrido, así que qué mejor que levantarse a las 7 de la mañana en mi primer día de fiesta, coger la bici y empezar a pedalear.

Después de haber hecho varios cientos de kilómetros en bici, puedo decir que la costa este de Taiwan es uno de los mejores puntos del país para ir en bicicleta. La carretera 11 tiene en casi un carril para motos, usada por muchísimos ciclistas sin problemas. El recorrido hacia el norte de Taitung es bastante más llano y fácil. Dirección al sur la cosa está mas animada, con constantes subidas y bajadas, y en ocasiones tan sólo un carril, pero las vistas de la costa son de lo mejor que he visto.

Consejo: si queréis ir por carretera, una mountain-bike no es la mejor opción, obviamente. Yo no tuve elección, porque fue la bici que me dejaron. La ida fue sorprendentemente rápida, teniendo en cuenta que la mountain-bike gastaba unas ruedas más bien de tractor. Así que en dos horas y media, paradas incluidas, ya me había plantado en San xian tai.

El paisaje en este pequeño archipiélago es simplemente impresionante. En media hora se puede recorrer el camino que rodea la isla.

Aunque puedes pasar algo más de tiempo si decides visitar una de las cuevas (Sea Eroded Cave) que hay en la parte trasera de la isla. Eso sí, mejor llevar un frontal, que está medio abandonada. Yo no me atreví a entrar mucho, ya que no había nada de luz y yendo sólo y con mi móvil, pues cómo que no.

También se puede subir al faro para disfrutar de unas espectaculares vistas de la costa.

E incluso es posible, ayudándose de una cuerda subir aún más arriba del faro para disfrutar de esta panorámica.

En la costa es habitual ver a gente haciendo snorkel.

Aunque lo de bañarse ya es distinto. Junto al puente hay una gran playa, Pebble beach, pero lo más normal es que no veas a nadie bañándose. En Taiwan la gente tiene un gran respeto al mar, y sólo se bañaran si la playa está debidamente señalizada y con un socorrista.

Yo, que estaba medio muerto de calor después de la paliza, no me lo pensé dos veces y me metí, aunque no muy adentro, porque sí que es verdad que las corrientes no son broma en la costa taiwanesa.

La vuelta se me hizo mucho más dura que la ida. En una de mis paradas me encontré con un grupo de taiwaneses que no hacían más que invitarme a cerveza. Ellos llevaban un buen ritmo, basta con ver la foto. Pero yo en ese momento sólo quería beber más y más Pocari Sweet (el Aquarius que beben en allí).

Poco que añadir a la playas que había en algunos puntos de la costa.

 

Entradas relacionadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s