Ser voluntario en un parque natural

Una vez explicado como encontré el voluntariado, puedo centrarme en responder a la pregunta que más veces me han hecho desde que he vuelto de Taiwan: “Bueno, ¿y el trabajo en qué consistía, qué hacías realmente?”.

Pues bien, he pasado dos meses trabajando en un Forest Recreation Area de Taiwan (lo que aquí vendría a ser un parque natural) junto con otros 5 voluntarios (una polaca y cuatro taiwaneses). En total éramos unos 50 voluntarios repartidos entre 8 parques a lo largo de Taiwan.

Pasamos los cuatro primeros días en Wulai, a una hora y media de Taipei, dónde había una especie de escuela-residencia utilizada por una de las District Office del pais. Allí recibimos una primera formación sobre cómo era el lugar en el que íbamos a pasar los próximos meses, y cuál era la organización en Taiwan de los diferentes parques naturales, parques nacionales, y áreas de recreo. Es algo complejo y extenso, así que le dedicaré un post aparte.

jhihben

Para explicarlo brevemente, decir que el 58% de la superficie de Taiwan es bosque. Sólo un 18% de la superficie está construida, para que os hagáis una idea de la importancia que tienen aquí los bosques y lo mucho que se les respeta. Existen 18 Forest Recreation Areas (dependientes de 8 Forest District Office)  y 8 Parques Nacionales. Taiwan cuenta con 291 montañas que superan los 3000 metros. Ahí es nada, para esta pequeña isla de dimensiones similares a Cataluña.

Bueno, y después de explicar cuan verde es Taiwan, toca hablar, ahora sí, del trabajo allí como voluntario. Quien haya hecho alguna vez un voluntariado/ campo de trabajo o algún otro intercambio de este tipo, sabrá que siempre hay un poco de cáos en cuanto al trabajo y la organización del mismo, ya que son frecuentes los cambios de planes, y tiempos muertos… pero la experiencia no deja de ser recomendable por ello ;)

jhihben taitung

Nosotros, al igual que los demás voluntarios en Taiwan, veníamos con la idea de ayudar en distintas tareas, como son: reparación de mobiliario en mal estado, arreglar caminos, hacer de guía en el parque natural… vamos, tareas típicas que se podrían hacer en un parque natural de cualquier parte del mundo. Esa era la teoría. En la práctica nuestras “labores de reparación” se limitaron a dos días (allá por la tercera semana) lijando y pintando unas escaleras y vallas. Ese fue el “máximo” trabajo (físico) que hicimos.

¿Y que más? Pues durante la primera semana vino un campamento de pequeños taiwaneses que pasaron tres días en el parque. Nosotros nos encargamos de ayudar a los monitores montando juegos, enseñándoles como montar las tiendas de campañas, organizando bailes… La verdad es que fue bastante divertido.

acampada zhiben

Durante muchos días, especialmente los primeros, recibimos cantidad de visitas guiadas por el parque, para poder conocer todo el entorno; qué especies de árboles y animales podíamos encontrar, y las diferentes rutas del parque (trails). La mayoría de estas visitas nos las dieron voluntarios “mayores” (vamos, gente que estaba jubilada pero que tenían un aguante que pa’ qué).

La idea era que luego nosotros utilizásemos esos conocimientos para hacer de guías a los turistas del parque. Pero esa era la teoría, porque el hecho de que el inglés no esté muy extendido entre los turistas chinos (que representan el 90% del turismo que visita Taiwan), hizo que estuviésemos de manos atadas y tuviésemos que dedicarnos a otros menesteres.

juegos jhiben

Otra de las tareas que nos ocupó bastante tiempo fue la de rediseñar el folleto de información del parque.Durante varios días  estuvimos recorriendo las diferentes rutas, haciendo fotos y tomando apuntes de aquello que considerábamos más relevante para luego plasmarlo en el nuevo folleto. Un día a la semana lo pasábamos en la District Office de Taitung, actualizando nuestros blogs de voluntarios, donde explicábamos el trabajo que habíamos hecho a lo largo de la semana y las escapadas que aprovechábamos para hacer en los días libres. Teníamos dos; uno de taiwaneses, en chino, y otro de voluntarios internacionales, en inglés.

Una de las actividades de la que guardo un gran recuerdo fue pasar una semana con una tribu de la zona, Katripulr, aprovechando que celebraban una ceremonia. Pudimos conocer de cerca sus costumbres (algunas escandalizarían a más de uno), y tradiciones.

En todo momento se montaron multitud de actividades, no sólo relacionadas directamente con nuestro Parque Natural, sino enfocadas a dar a conocer Taiwan en todas sus versiones; visitamos Recreation Areas de otros voluntarios, hicimos rutas en bici durante tres días por el este de Taiwan, impresionantes excursiones a 3500 metros de altitud… Y otras, cómo avistamiento de ballenas o ir a limpiar playas con otros voluntarios, que finalmente no pudimos hacer debido a fuerzas mayores (véase tifones, especialmente Tembin, del que hablaré más adelante).

Así que estas son, a grandes rasgos, las actividades que hicimos durante estos dos meses como voluntarios (prometo escribir en detalle sobre muchas de ellas). Para nada considero estos dos meses como un trabajo, sino como una manera genial de sumergirse en un país, conociendo su cultura, su naturaleza.. y sobre todo su gente.

 

Quizá te resulte interesante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s